Los paneles solares híbridos, llamados así porque generan electricidad y agua caliente aprovechando la misma superficie, tienen sus primeros desarrollos en la década de los 70. Estos paneles no se han introducido en el mercado porque su rendimiento térmico era muy escaso. Pero, ¿por qué tenían un rendimiento tan reducido?

“Los paneles híbridos se desarrollaron en los años 70 como consecuencia del incremento del precio de la energía en aquella época”

Para ello, hay que pensar qué pasa con la irradiación que le llega al panel. Si se analiza por ejemplo un panel fotovoltaico, tan sólo un 15% de la irradiación incidente es transformada en electricidad. Entonces, ¿qué pasa con el resto? Un 5% es reflejado y el 80% restante se pierde en forma de calor al ambiente. Aproximadamente un 40% por la cara posterior y el otro 40% por la frontal. Los paneles híbridos se desarrollaron en los años 70 como consecuencia del incremento del precio de la energía en aquella época. A éstos les añadían un recuperador de calor de cobre en la cara posterior del panel fotovoltaico, consiguiendo recuperar el 40% que se perdía por detrás.

Pero, ¿se podría recuperar el calor que se estaba perdiendo por la cara frontal? Para ello, habría que incorporar a ese panel una Cubierta Transparente y Aislante (CTA). Esta cubierta permitiría que la irradiación incidiese en las células fotovoltaicas por ser transparente, y además, añadiéndole un “aislante” en su interior, se conseguiría reducir las pérdidas de calor. De esta forma, las pérdidas de calor se verían reducidas considerablemente.

Y, esa Cubierta Transparente y Aislante, ¿cómo se consigue? EndeF ha patentado tres sistemas diferentes y actualmente comercializa la mejor de las tres soluciones bajo el panel solar híbrido ECOMESH de segunda generación.

Los paneles solares híbridos ECOMESH han dado un salto cuantitativo importante en su rendimiento térmico. Además, consiguen importantes ahorros en combustible (gas, gasoil, etc.) y en electricidad. Esto conlleva a que, con los elevados precios de la energía y la tendencia de crecimiento que se prevé, los paneles solares, y especialmente los híbridos, serán las soluciones para alcanzar edificios de cero emisiones en un futuro cercano.